Raquel: la formulación perfecta de nuestros postres

Raquel: la formulación perfecta de nuestros postres

Mirada tierna, gesto tímido y firmeza de valores. Así es Raquel Martínez, el alma de nuestros postres. Raquel vivió sus años de adolescencia en La Malvarrosa de Valencia, aunque sea sus raíces no son cien por ciento valencianas. Su abuela Laura es China, su abuelo José portugués y su padre “cartagenero” residente en Murcia… una fusión de fondos y estilos que la han convertido en la reina de la sutileza en los sabores.

En su vida todo ha sido cocinado entre fogones porque sus padres se enamoraron trabajando en la cocina de un bonito hotel de costa y ella misma encontró el amor trabajando en otra, en su caso en un hotel urbano de la ciudad.

Raquel elaborando uno de los postres

Raquel elaborando uno de los postres

Entenderla requiere observarla… sonríe rememorando su infancia porque le sabe al bizcocho de su tío policía, se emociona recordando su adolescencia porque le huele a la fábrica donde limpiaba anchoas y boquerones con 16 años y te mira con entusiasmo cuando recuerda el martes que llamó a Mala Hierba preguntando si había sido seleccionada y Lester le dijo que volviera para conocerla mejor. Ese día fue su día de suerte, Lester y Pascal se cruzaron en su camino y ella en el del equipo de Mala Hierba. Sólo hace de eso dos meses.

Con ella nuestros postres han crecido, siempre desde la medida perfecta de los ingredientes. Todo se sale a pedir de boca, pero alcanza la genialidad con el tiramisú.

Su vida personal gira alrededor de David y Mikel

Tiene un sueño: Visitar VENECIA

No Comments

Post A Comment